Artesanías rusas: miniaturas de Pálej

0

Las artes populares rusas siempre fascinan con su variedad de formas, materiales y patrones. El gzhel blanco y azul y el khokhloma brillante y festivo se conocen mucho más allá de las fronteras rusas. El arte de las miniaturas de Pálej no es menos fascinante e interesante.

Artesanías rusas: miniaturas de Pálej
Fuente: LiveInternet

El pálej es la más joven de las artes populares rusas. Nació en la Rusia posrevolucionaria, en 1925. Su aparición fue precedida por la tradición centenaria de la pintura de íconos sin la cual el adorno de Pálej no existiría.

Historia de la miniatura de Pálej

El corazón de este arte se encuentra en el pueblo de Pálej, a sesenta kilómetros de Ivanovo. En el siglo XVI, crecían densos bosques donde ahora está el pueblo, pero la gente que vino a establecerse allí quemó esos bosques. Estas personas fueron llamadas más tarde “palekhchanye”. Los etimólogos han establecido que este nombre y el nombre de la aldea, Pálej, provienen del verbo ruso “палить” (quemar).

Ciudad de Palej
Ciudad de Palej. Fuente: © A.Savin, WikiCommons.

El pueblo creció y se desarrolló, y sus habitantes resultaron ser muy buenos en la pintura de íconos, bordados y tallados en madera. Los rumores y la fama sobre los artesanos de Pálej y sus creaciones se extendieron rápidamente por toda Rusia. Durante los siglos siguientes, hasta la Revolución de 1917, los palekhchanye continuaron dominando el arte de la iconografía.

Después de la revolución, la iglesia y la religión fueron prohibidas por el nuevo gobierno soviético. El arte estaba en riesgo de extinción. Pero los palekhchanye, que terminaron sin trabajo, no querían perder sus tradiciones centenarias e intentaron crear un artel para restaurar las iglesias, pero esta idea, por supuesto, fracasó. Negándose a aceptar que su arte fuera olvidado, decidieron encontrar una nueva aplicación de sus habilidades y comenzaron a pintar artículos para el hogar hechos de madera. Los artículos más convenientes para pintar eran cofres, polveras, tabaqueras, cajas pequeñas de todo tipo y platos.

Palej, pintor Ivan Mijailovich Bakanov
Palej, pintor Ivan Mijailovich Bakanov. Fuente: Wikipedia.

Detalles de la producción

Dos de las diferencias más importantes de la miniatura de Pálej respecto de otras artesanías rusas son el dibujo detallado y escrupuloso de escenas en miniatura y el uso de pintura dorada y temple de huevo. El espacio terminado para la futura obra maestra está cubierto con tres capas de laca negra (el color negro simboliza la oscuridad del comienzo de la Tierra de donde emerge la luz, y también el negro más que otros colores tiene una profundidad y volumen internos). Después de que la laca se seca, se realiza un dibujo en la parte superior con un pincel delgado. Todos los artículos cubiertos con dibujos de Pálej están hechos a mano, por lo tanto, es imposible encontrar dos adornos idénticos.

Russian Pod 101

Los temas de los dibujos suelen ser escenas de cuentos de hadas rusos, leyendas y epopeyas. Cada objeto pintado terminado cuenta una historia y llama la atención del espectador por lo delgados y precisos que son los objetos representados, lo detallado y elegante que son las partes del cuerpo humano, los animales y los elementos naturales.

Artesanía de Pálej hoy

El arte pálej floreció en el siglo XX durante los años 60: se abrieron talleres en los que se formaron futuros maestros, se realizaron exposiciones de productos terminados tanto en la Unión Soviética como en el extranjero. Ahora el interés en el pálej ha disminuido un poco, pero esto no significa que el arte de la miniatura de Pálej haya sido olvidado.

En San Petersburgo, se puede apreciar el arte de la miniatura de Pálej en el Museo Ruso, en la construcción de artes populares.

0

El autor: Aleksandra Shilovskaia

Culturóloga, estudiante de maestría de la Universidad Herzen, profesora de ruso como lengua extranjera y promotora de la cultura rusa.

Traducido del inglés por: Eugenia Ferreyra

Traductora y editora del inglés al español, especializada en español de América Latina y EE.UU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *