¿Es difícil de aprender el ruso?

.
0

En un artículo anterior te hablamos sobre porque estudiar ruso. Si finalmente te convencimos, he aquí la siguiente pregunta lógica: ¿puedes hacerlo?, ¿Es difícil de aprender el ruso?

¿Es difícil de aprender el ruso?

Hoy te hablaremos sobre qué debes esperar si al final te decides a aprender el idioma ruso e incluso algunos consejos para aquellos que ya lo aprendieron.

Alfabeto

Es cierto que el ruso no se puede considerar el idioma más sencillo del mundo, pero afortunadamente está muy lejos de figurar entre los 10 más complicados.

Una de las cosas que suele hacer que la gente rehuse el aprenderlo es su inescrutable alfabeto cirílico. Sin embargo, no es tan difícil como parece: de las 33 letras del alfabeto, 6 son y suenan como sus respectivas versiones en español, así que esto te deja con tan solo 27 letras por aprender. De esas 27, 10 te parecerán nuevas, pero tienen un sonido familiar, 2 carecen de sonido y 9 te sonarán totalmente nuevas. Lo más complejo del alfabeto ruso son esas 6 letras que parecen igual que en inglés pero que suenan completamente diferente.

Pero es que sonando totalmente diferente, las letras cirílicas tienen la misma geometría que las inglesas (si lo comparas con con el árabe o el hindi por ejemplo), así que no es tan duro recordarlas. Además, una vez las has aprendido, tienen una pronunciación consistente, a diferencia de las inglesas.

Con una motivación adecuada, podrás aprender el cirílico en un día. Incluso las letras más engañosas disfrazadas bajo una apariencia inglesa se rendirán completamente tras un par de semanas de práctica.

Para ayudarte con esto, aquí tienes un buen sitio.

Palabras rusas

Una vez hayas aprendido el alfabeto ruso, te sorprenderá la cantidad de palabras rusas se han adoptado desde el inglés o tienen la misma etimología, especialmente aquellas del siglo XX. Puedes ver algunas aquí.

Esto es incluso más real para el francés: gracias a Pedro el Grande existen un montón de palabras francesas en el idioma ruso, incluso más que inglesas. Asñí que si casualmente hablas francés lo tendrás más fácil.

Acentos

La colocación de los acentos en ruso es otra de las piedras del camino para aquellos que comienzan con este idioma. Te vamos a contar más sobre ellos.

Cada palabra rusa tiene un acento. Si una palabra tiene una sola sílaba, entonces es fácil, esta se acentúa. Pero para aquellas palabras con dos o más sílabas, la colocación errónea del acento puede generar un cambio total en el significado de la misma. Y no existe forma de saber dónde lleva su acento a menos que previamente te hayas aprendido la palabra. Aún peor, al conjugar verbos o declinar nombres, el acento se puede mover a otra sílaba de forma imprevista.

La ausencia de reglas respecto a los acentos confunde incluso a los mismos rusos. En el Internet ruso, puedes encontrar páginas web que te indican dónde colocar el acento en ciertas palabras. Incluso hay modelos dobles para algunas de esas palabras: puedes colocar el acento en una u otra sílaba y ser considerado correcto en ambos casos (generalmente en la conjugación de verbos).

Lo que realmente compensa es que no hay muchas palabras que cambien su significado al cambiar el acento. Así que si te equivocas en una o dos palabras al hablar, probablemente estará bien en ambos casos. Tan solo recuerda aprender las palabras rusas con sus acentos desde el principio. Con el tiempo comenzarás a entrever ciertos modelos y ser capaz de adivinar el acento correcto.

Gramática rusa

Los hablantes ingleses quizá encuentren algo complicado que los sustantivos rusos tengan género: femenino, masculino y neutro. Pero también es así en francés y español, excepto por el hecho de que en ruso, existen unas reglas que determinan qué sustantivo tiene qué género dependiendo de la terminación, y en francés debes memorizar el género de la mayor parte de las palabras.

Hay obviamente conjugación de verbos, verb conjugations, pero el ruso tiene solo tres tiempos: Pasado, presente y futuro. Muy diferente del francés, y más incluso del español, que tiene algo así como 16 tiempos.

Pero, ¿cómo se las apañan los rusos con solo tres tiempos? Gracias a los dos aspectos verbales: imperfectivo y perfectivo. Cuando aprendes los verbos rusos debes memorizarlos por parejas (el imperfectivo y su par perfectivo). Este sencillo truco te evitará muchas confusiones con el tiempo.

Hay algo en el ruso que lo une de alguna manera con el castellano: la habilidad de omitir completamente los pronombres personales en una frase y aún así mantener la inteligibilidad atendiendo a las formas verbales. Algo que no puede hacerse en inglés o francés.

La flexibilidad de la estructura de la frase es sin duda una de las características del ruso. A diferencia del inglés, en el que las palabras deben ir en un cierto orden para conservar el significado, en ruso puedes alterar totalmente el orden de las palabras sin alterar el significado.

Excepto por cierto nivel de impredecibilidad descrito anteriormente, hay un sistema actual basado en reglas y la mayoría de las palabras lo siguen (con excepciones, claro).

La regla más destacada son las declinaciones: Se supone que debes cambiar el final de la palabra dependiendo de su papel en la frase. Por esto mismo puedes cambiar el orden de las palabras sin alterar el significado. Existen seis declinaciones (casos) en ruso. El primero es el inicial de la palabra – el caso nominativo. Los estudiantes de ruso suelen sentirse abrumados por la abundancia de terminaciones para aprender, pero con el tiempo aprenden a ver los modelos que las rigen.

Si quieres familiarizarte con los casos rusos, te recomendamos el siguiente ejercicio: rompe la estructura de la frase y averigua cómo están relacionadas las palabras entre sí. También puedes practicar los casos rusos con esta serie de lecciones.

Conclusión

En este punto, comprendes que aprender ruso es un compromiso. No irá solo a menos que lo empujes conscientemente, lo que significa que practicas regularmente.

La clave del éxito es la motivación, entonces es absolutamente asequible – pregunta a aquellos que ya aprendieron a nivel conversacional.

Y no es demasiado lejos del inglés como podría parecer, comparándolo con el chino mandarín, el hindi o el árabe.

El mejor consejo que podemos darte es que siempre continues practicándolo. En lo que a la pronunciación respecta no deberías prestar mucha atención a las reglas (en las distintas partes de Rusia la pronunciación difiere un poco) pero trata de imitar el acento local.

Para comenzar a aprender ruso hoy en día no debes irte muy lejos. Internet ofrece abundancia de sitios gratis o de pago para empezar a aprender y practicarlo por tu cuenta (por ejemplo, la red de webs gratis Learn Russian 101), así como escuelas rusas en línea con profesores profesionales (por ejemplo, Russificate).

El aprendizaje del ruso te mantendrá el cerebro sano, ampliará tus horizontes, y te proporcionará un montón de oportunidades de conocer gente interesante, encontrar trabajo, visitar lugares increíbles y tener experiencias inolvidables.

¡Haznos saber tu experiencia con el aprendizaje del ruso en los comentarios!

0
Traducido del inglés por Carlos Orti Hernandez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *