Sputnik – Primer satélite artificial de la Tierra

.
0

Seguramente hayas escuchado la palabra Sputnik más de una vez. Sputnik en ruso significa simplemente satélite. Este artículo te contará cosas que probablemente no sabías sobre el Sputnik y qué significó para la humanidad.

El 4 de octubre de 1957, la URSS envió el primer satélite artificial a la órbita terrestre. Se llamó PS-1 y fue puesto en órbita por el cohete R-7 desde el cosmódromo de Baikonur.

El lanzamiento del primer satélite fue precedido por un largo trabajo de científicos y diseñadores. Uno de los fundadores de la teoría cosmonáutica es el famoso científico ruso Konstantin Eduardovich Tsiolkovsky. Desarrolló la primera teoría de propulsión a chorro y en sus artículos predijo la aparición de cohetes con combustible líquido, satélites terrestres artificiales y estaciones orbitales. Tsiolkovsky fue un activo divulgador de sus ideas y dejó muchos seguidores. Otra figura clave que trabajó en satélites y padre de la exploración humana del espacio es Sergey Korolev.

El primero de los satélites era muy pequeño, con un diámetro de 58 centímetros y un peso de 83.6 kg. El PS-1 estaba equipado con cuatro antenas, gracias a las cuales adquirió su aspecto tan reconocible. El aparato consistía en dos hemisferios pulidos hechos de una aleación de aluminio y unidos entre sí. Los bordes fueron sellados con una junta de goma.

Dentro del Sputnik había una unidad de potencia (baterías de plata y zinc de 50 kg.), un transmisor, un ventilador, el control térmico y varios sensores.

Casi inmediatamente después de la separación del satélite de la segunda fase del cohete, el PS-1 comenzó a transmitir una señal que fue interceptada no solo por los expertos sino también por radio-aficionados de todo el mundo. Desde ese momento la cuenta atrás de la era espacial de la humanidad había empezado.

A pesar de que fue un éxito, el lanzamiento estuvo a punto de ser un fracaso. De hecho, solo después de la recepción de las primeras señales satelitales y de los resultados de los datos telemétricos, el equipo descubrió que tan solo una fracción de segundo separó el lanzamiento de ser una rotundo fracaso. El tiempo para entrar en el modo requerido estaba controlado: en caso de que se excediera, el lanzamiento se cancelaría de forma automática. De hecho, la unidad entró en el modo previsto menos de un segundo antes de que el tiempo de control se excediera. Además, en el segundo 16 del vuelo, el sistema de vaciado de tanques falló, y debido al incremento del consumo de queroseno el motor central se paró un segundo antes del tiempo previsto. Al final, todo salió bien.

El Sputnik voló durante 92 días, hasta el 4 de enero de 1958, e hizo 1440 vueltas alrededor de la tierra (unos 60 millones de km). Sus transmisores de radio estuvieron activos durante tres semanas tras el lanzamiento. De repente comenzó a perder velocidad, entró en las densas capas de la atmósfera y se calcinó debido a la fricción con el aire.

Los resultados del lanzamiento del Sputnik supusieron un serio espaldarazo al desarrollo de Internet: gracias al éxito del lanzamiento del Sputnik, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos forzó el desarrollo de la red de comunicaciones de paquetes conmutados ARPANET, basada en las ideas de Paul Baran, inicialmente rechazadas por la imposibilidad de su implementación. En parte como resultado del lanzamiento del Sputnik, se creó la Agencia para Investigación de Defensa Avanzada y Desarrollo de los Estados Unidos.

En Rusia, el lanzamiento del Sputnik se celebra anualmente como una efeméride memorable de las Fuerzas Espaciales.

The model of the 1st artificial satellite of the Earth. Exhibition in GUM, Moscow
The model of the 1st artificial satellite of the Earth. Exhibition in GUM, Moscow. Fuente: Shakko, file from Wikipedia.

Hoy en día, existen vehículos en marte cuya complejidad es muy superior a la del PS-1. Pero en términos de significado del evento el lanzamiento del primer satélite es solo comparable a enviar un hombre al espacio. Solo podemos desear que la industrias espaciales de los países y las ciencias relacionadas se conecten estrechamente para desarrollar tecnologías espaciales pacíficas beneficiosas para toda la humanidad, y que la gente preste más atención al espacio que a la pantalla de su móvil de modas.

0
Traducido del inglés por Carlos Orti Hernandez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *