Visitando una casa rusa – Distintos tipos de visitas a las que puedes ser invitado

0

¿Te gusta visitar a la gente?. La mayor parte de los rusos respondería categóricamente “sí” a esta pregunta. Y si les preguntas si les gusta recibir invitados reponderán de la misma forma – “sí”. Los rusos siempre han sido conocidos por su hospitalidad, pero, ¿sabías que existen diferentes maneras de hacer visitas a las que puedes ser invitado?

Visitando una casa rusa – Distintos tipos de visitas a las que puedes ser invitado

“Celebración oficial”

La primera de estas formas es por alguna “ocasión oficial”, celebrada con una gran fiesta. La razón puede ser cualquiera: un cumpleaños, una fiesta pública, el éxito en los estudios o en el trabajo, etc. Como regla, la fecha de estas visitas se establece con antelación para que los invitados puedan acudir y los anfitriones puedan preparar el menú de la fiesta y los alojamientos para la celebración.

Tomar el té

Otro tipo de visitas consiste en чаепи́тие [cha-i-pí-ti-ye] (tomar el té). El pasatiempo favorito de los rusos. A lo largo de la historia se tomaba el té después de la cena, pero actualmente esta tradición ha cambiado y se toma en cualquier momento, por ejemplo, tras un paseo con amigos es frecuente acudir a casa de alguno para tomarlo. El acompañamiento idóneo son los dulces. Caramelos, galletas, pasteles, miel, mermelada, tartas, acompañan esta ceremonia rusa. Las conversaciones durante el té pueden durar horas y el número de tazas consumidas se pueden calcular con números de dos dígitos.

Russian Pod 101

Kvartirnik

Кварти́рник [kvar-téer-neek], que puede ser traducido como “evento en un apartamento”, es la modalidad más moderna de visitas. Comenzó a surgir en los años 60 del siglo XX, y se convirtió en muy popular en los 80. Al principio, el kvartirnik consistía en un miniconcierto casero donde los músicos tocaban rock o música folk, canciones poéticas.

que puede ser traducido como “evento en un apartamento”, es la modalidad más moderna de visitas. Comenzó a surgir en los años 60 del siglo XX, y se convirtió en muy popular en los 80. Al principio, el kvartirnik consistía en un miniconcierto casero donde los músicos tocaban rock o música folk, canciones poéticas.

Hoy en día, el kvartirnik ha perdido su función original – ya no se trata de un escenario casero para músicos, pero la gente aún continúa reuniéndose en casa de alguien para pasar el tiempo juntos.

Kvartirnik: banda 'Crematorio'
Kvartirnik: banda 'Crematorio'. Fuente: Pikabu.
1991, el concierto en casa de Yegor Letov en San Petersburgo
1991, el concierto en casa de Yegor Letov en San Petersburgo. Fuente: Pikabu.

Ir a la dacha

Y por último, otro tipo de visitas podría ser llamado “ir a la dacha”. Dacha (да́ча [dá-cha]) es una cabaña en el campo. Si tú o alguno de tus amigos tiene una dacha, entonces los encuentros estivales o invernales para cocinar barbacoas son inevitables. Encuentros preparados con antelación, los papeles de los “participantes” de tal reunión están bien repartidos: uno compra y marina la carne, otro se encarga de las bebidas, otro piensa en qué se servirá con la barbacoa.

Conclusión

Estas son las principales visitas a las que uno puede ser invitado por tus amigos o conocidos rusos. En cualquiera de estos casos, la motivación principal para tomar el té o ir a la dacha es fortalecer la amistad o conocerse más para convertirse en amigos para siempre. Así que, si eres invitado, no pierdas la ocasión de pasar un buen rato y estar más cerca de tus amigos rusos!

0

El autor: Aleksandra Shilovskaia

Culturóloga, estudiante de maestría de la Universidad Herzen, profesora de ruso como lengua extranjera y promotora de la cultura rusa.

Traducido del inglés por Carlos Orti Hernandez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *